Testimonios

Toni, Piloto, 49 años

“Gracias a tí he conseguido ver las cosas desde otro punto de vista. Me has dado alternativas.

Me has ayudado a comunicarme mejor y escuchar a los demás.

Ahora dispongo de herramientas para poder actuar con mayor seguridad.

Estoy empezando a conocerme”

 

Maria Luisa, Asistenta del hogar, 53 años

“Aunque mi proceso fue corto la experiencia fue positiva, ya que tú me orientabas hacia los temas qué en ese momento me estaban causando alguna incomodidad personal, a través de preguntas que yo debía contestarme a mi misma, de esta manera para mi nueva, me hacía pensar desde un punto de vista más objetivo y menos emocional, es como si se pudiera ver las cosas bajo otro color…siempre más claro, también me diste lecturas adecuadas al tema que comentábamos en cada sesión lo cual te estoy agradecida, porque demuestra el conocimiento que tienes de las herramientas que podemos utilizar para mejorar”

 
Martha, Artista, 54 años
 
“Estoy muy satisfecha desde la primera sesión, en la que he descubierto la necesidad de hacerme preguntas y preguntar, una asignatura pendiente en

mi vida. He dado un salto cuántico en el conocimiento y crecimiento personal

Gracias a la ayuda de Ruth.

Un diez a tu labor como Coach”

 
Tona, Psicóloga, 32 años

“Muy agradecida por todo lo que Ruth me ha aportado. Excelente profesional y persona. Me ha aportado claridad en un problema que me atormentaba y acertó perfectamente con la técnica. 100% recomendable.”

 

Jaizki, Emprendedor e Inversor, 41 años

“Empecé el proceso de coaching con Ruth Blanco con una idea en la cabeza pero sin haberlo estudiado a fondo. Por circunstancias personales un tanto especiales, lo cambié varias veces durante el proceso, un error que Ruth me hizo ver.

Ruth me enfrentó a cosas que estaba evitando. Llamó al pan, pan, y al vino, vino. Me hizo fijarme en mis palabras y en mis acciones, y ver que no eran consecuentes con lo que buscaba. Me aportó muchísimas herramientas para realizar los cambios que necesitaba.

En el momento, en un pequeño caos personal, me di cuenta de que me puse varias veces a la defensiva, que hice mi trabajo personal a medio gas, y que no le saqué ni de lejos todo lo que hubiera podido…

Ahora, meses después, sigo utilizando algunas de las herramientas y consejos que me aportó Ruth, y entiendo mucho mejor el valor del proceso.

¡Si quieres empezar un proceso de cambio, estoy convencido de que Ruth te puede ayudar!

Un consejo, no cometas mi error, y ¡asegúrate de hacer tu parte!”

 

Contáctame